II. Ahorcamiento



Ahórcame en tu orquídea,
arrójame con tu arco
al éxtasis de tus pétalos,
donde seré libélula
que libará tu néctar.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada